↑ Volver a NOS HABLAN

JUAN DE LA CRUZ

4. ¡Oh bosques y espesuras,
plantadas por la mano del Amado!
¡Oh prado de verduras,
de flores esmaltado!
Decid si por vosotros ha pasado.

El alma sigue buscando y preguntando ahora a las criaturas creadas de Dios, es decir pregunta a quienes han conocido a Dios y han experimentado su amor.

Reflexionemos que el Cantico del Santo, refleja la fiel búsqueda de Dios, de cualquier persona que desea encontrarse mas y mas con Dios.

El cantico es fácil de entender por que se asemeja mas o menos a todo proceso de fe y de oración

– En verdad me veo reflejado en la persona de Juan de la Cruz

 

 

16 de Agosto de 2014

3. Buscando mis amores,
iré por esos montes y riberas;
ni cogeré las flores,
ni temeré las fieras,
y pasaré los fuertes y fronteras

En esta canción tercera del Cantico de Juan de la Cruz, vemos como el alma busca a Dios, tras preguntar a las personas, a las mediaciones y no quedarse satisfecha, sale y busca, busca a pesar de las dificultades, de los problemas y esta tan enamorada de su amado que no teme nada, por que desea plenamente y de corazón encontrar a Dios, encontrar al amado.

Busquemos a Dios, crucemos los montes y las dificultades que encontremos, y no temamos nada, por que Dios va con nosotros y al final vamos a encontrar y descubrir lo que de verdad es Dios.

– Deseamos de verdad buscar a Dios

-Estamos preparados para descubrir lo que de verdad es Dios

-Tememos o confiamos en Dios

 

 

 

 

16 de Julio de 2014

. Pastores, los que fuerdes
allá por las majadas al otero:
si por ventura vierdes
aquel que yo más quiero,
decidle que adolezco, peno y muero.

El alma, el ser humano, la mujer, el hombre sigue buscando a Dios sin tener noticias de El, desues de que le tuvo y le disfruto.

En sus ganas, en sus ansias de volver a encontrarse con Dios, con su amado, pregunta a los pastores y les da recado por si le ven al amado, de que lo quiere, que lo hecha de menos, que sin el muere.

Aqui vemos la relacion de amor, el enamoramiento ciego y pleno que el ser humano siente por Dios, no para de buscarlo y pregunta a las gentes que pueden saber de El. Nosotros cuando no sentimos a Dios tambien debemos salir a buscarlo, buscarlo en la oracion, en los sacramentos, en lo que acontece, en las personas y tambien como Juan de la Cruz preguntar y pedir ayuda para volver a sentir el amor de Dios.

-Es Dios quien yo mas quiero en mi vida

-Cuantas cosas, momentos ponemos antes de Dios

-En verdad busco y quiero encontrarme con Dios

 

1 de Julio de 2014

1. ¿Adónde te escondiste,
Amado, y me dejaste con gemido?
Como el ciervo huiste,
habiéndome herido;
salí tras ti clamando, y eras ido.

El alma ( el ser humano) busca al amado (Dios), por que ha degustado sus delicias, sus gustos, sus luces y quiere seguir viviendo ese enamoramiento, pero el alma no siente ya al amado , a Dios, no siente su amor, y clama a El, buscandolo y deseando que vuelva a su lado.

El hombre sale en busca de Dios por que Dios le tocó, le enamoro y quiere vivir ese amor, pero siente que Dios se ha ido y la ha dejado.

Nosotros como cristianos , como enamorados de Dios, como oranes que hemos degustado los manjares de Dios, también debemos salir de nosotros mismos y correr tras el Señor.

-En verdad le buscamos cada dia

-En verdad estamos enamorados de Dios y anhelamos como Juan de la Cruz vivir su amor.

-Deseamos comenzar el maravilloso camino de la relacion de amor entre el alma y Dios con lo que las relaciones de amor conllevan.

 

 

25 de Junio de 2014                                 loi
A lo largo de las siguientes semanas vamos a comentar, cancion por cancion, el cántico espiritual de Juan de la Cruz.
Como breve introducción, os diré en qué clave leo yo dicho cántico.
Juan de la Cruz busca a Dios, y lo busca con ansias; el alma reclama a su amado, a ese amado del que un dia disfrutó, y que ahora no lo siente, no lo ve, no lo disfruta.
El alma es el hombre y el amado es Dios, una relación de amor, como debe ser nuestra relación con Dios, y una búsqueda de Dios como nosotros debemos buscarle y ansiarle.
 
Comenzamos a caminar (2 de junio de 2014)
Nos encontramos en esta sección de Juan de la Cruz, un gran hombre, un gran buscador de Dios, un alma enamorada que ansía seguir y unirse al Amado.
Poco a poco iremos caminando por el “Cántico espiritual”, donde se ve cómo Juan de la Cruz busca a Dios y cómo nosotros podemos sentirnos identificados en esta búsqueda.
Nosotros también buscamos a Dios, también queremos unirnos más y más al Amado.