Misión en la Iglesia   Nuestro Estilo


El estilo de los GOT brota del carisma del Carmelo y trata de hacer hincapié en aquel talante de vida que santa Teresa y san Juan de la Cruz nos han legado.
Algunos elementos de este estilo:

El clima de amistad, fraternidad y alegría
El clima de amistad, fraternidad y alegría

Santa Teresa nos ayuda a caer en la cuenta de lo valioso de la amistad en esta empresa. «No sé cómo encarecer la importancia de los amigos» (Vida 7,20). Ella supo crear en sus pequeñas comunidades un clima de familia que nos estimula en nuestro propósito. Siendo para ella la virtud evangélica de la fraternidad un presupuesto básico para iniciar este camino, también nosotros intentamos fomentar y mantener como algo primordial el ambiente amistoso de nuestros grupos y de nuestros encuentros.

Pretendemos que la alegría y el buen humor sean actitudes sanamente cultivadas y, a la vez, acogemos esta alegría como un don precioso del Espíritu: «Aquí todas han de ser amigas, todas se han de amar, todas se han de querer, todas se han de ayudar» (Camino de Perfección 4,7). Nuestra vivencia de la oración en clave de amistad nos lleva a cuidar de modo especial la experiencia humana de interrelación como base para la amistad con el Señor y también como fruto del encuentro con Dios.

La acogida
La acogida

Dedicamos especial atención a la acogida de las personas. Nos acogemos sincera y entrañablemente unos a otros, poniendo especial empeño en acoger a los que se acercan por primera vez y a los que ocasionalmente nos visitan. El animador del grupo es pieza fundamental en esta tarea de acoger.

El sentido de familia, el sentimiento de comunión
El sentido de familia, el sentimiento de comunión

Amistad, fraternidad, alegría, acogida son actitudes que contribuyen a hacer que surja ese sentido de familia. El sentimiento y vocación de comunión son elementos vivamente presentes en los GOT. Cada grupo GOT no camina de manera aislada e independiente sino que se siente vinculado a otros grupos de oración. Así, todos los grupos forman la pequeña familia de los GOT, que a su vez forma parte de una familia más amplia, la familia del Carmelo Teresiano dentro de la iglesia universal.

La apertura
La apertura

En los GOT es muy importante tener siempre las puertas abiertas no sólo a los miembros del grupo sino también a todo el que se acerque buscando un espacio de oración y un lugar de reposo, aun cuando no todas las personas que a ellos acuden se comprometan a una mayor constancia dentro del mismo. Esta apertura muestra una mentalidad abierta para acoger el proyecto de Dios en nuestra vida.

La sencillez
La sencillez

lgo tan propio del estilo teresiano como es la sencillez no puede faltar en los GOT.
Sencillez en el ser y en el obrar; sencillez en las formas; sencillez en el trato humano y en el trato con Dios. Sencillez, que no significará austeridad rigorista sino belleza creativa que invite a la libertad, a la verdad; sencillez que nos remita a la pobreza evangélica: «Bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos es el Reino de los cielos» (Mateo 5,3).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies